Uno de los símbolos turísticos de Río de Janeiro proyectó además imágenes de doctores brasileños ante la crisis del Covid-19.