Estudio señala cuál es el mejor momento del día para comer huevos cuando quieres perder peso

Cuando te encuentras en el proceso de bajar de peso, el ejercicio y una buena alimentación es clave para lograr tu objetivo.

Sin embargo, también es importante encontrar qué alimentos benefician más a tu organismo y de dónde recuperar la energía que gastas cuando te ejercitas.

Siempre se recomienda acudir con un especialista que pueda entregar una pauta de alimentación acorde a cada persona, aunque existen cosas generales que podrían funcionar bien para la mayoría de las personas.

En el proceso de perder peso, se dice que uno de los mejores aliados es la proteína. Esta, combinada con vegetales y una baja porción de carbohidratos, debiese ser suficiente para mantener una dieta equilibrada.

Pixabay

No obstante, la proteína no se encuentra solamente en la carne, sino también en legumbres y los huevos. De hecho, este último es un buen protagonista a la hora de querer adelgazar.

Aunque este alimento es rico en proteína y muy bajo en calorías, su consumo será mucho más beneficioso dependiendo de la hora del día en que lo ingieras. Según los expertos, sería a primera hora del día.

Huevo: un buen aliado para perder peso

Desayunar huevos ayudaría a disminuir esos kilos demás que intentas bajar. Esto, debido a que podría ayudarte a perder hasta un 65% más de peso en sólo 8 semanas, según concluye una investigación publicada en la revista American Journal of Clinical Nutrition.

Si consumes huevos en el desayuno, aprovechas más sus nutrientes ya que el sistema digestivo está en su mejor momento por la mañana y, por lo tanto, será más fácil descomponer las proteínas y muchos otros nutrientes presentes en este alimento.

Pixabay

En dicho estudio, se menciona que la saciedad se asocia positivamente con el contenido de proteína, fibra y agua de los alimentos, y negativamente con las puntuaciones de grasa y palatabilidad, algo que aportaría el huevo.

“Sin embargo, dentro de los grupos de alimentos, puede haber hasta una doble diferencia en los valores de saciedad, lo que sugiere es que ciertos alimentos provocan mayor saciedad, independientemente del contenido de macronutrientes o la densidad de energía”, sostiene el estudio.

En una investigación anterior, publicada en el British Journal of Nutrition, también sugirió que la proteína dietética puede ayudar a tratar la obesidad y el síndrome metabólico. Esto es así porque la proteína es el componente básico de los músculos. Por lo tanto, llevar una dieta rica en proteínas puede ayudar a desarrollar y mantener músculos fuertes.

En el caso del huevo, su preparación también es variada y no afecta sus propiedades. Son indicados en el caso de la primera comida del día para obtener energía, favorecer la menor ingesta de alimentos entre horas y para una dieta alta en proteína, señala el sitio The Health.

Pixabay

No obstante, el estudio también aclara que no es un alimento “milagroso”. Este se debe fusionar con rutinas de ejercicios y una dieta lo más equilibrada posible. “La proteína adicional del huevo es importante para el peso, su contribución depende también del resto de la ingesta proteica a lo largo del día”.

Pese a lo anterior, las investigaciones destacan que la grasa presente en el huevo es buena pues el contenido de ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados supera ampliamente al de grasa saturada. Contiene también ácidos grasos Omega-3, que han demostrado efectos beneficiosos sobre la salud.

Con respecto a los niveles de colesterol presentes en el huevo, antiguamente se creía que la yema contenía altos índices, aunque sería todo lo contrario e incluso ayudaría a disminuir el ‘colesterol malo’ del organismo, aclaran los expertos.

Pixabay

Según la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, un huevo de tamaño medio contiene unos 200 mg de colesterol, pero tiene más grasas insaturadas, beneficiosas para la salud, que saturadas y solo 70 kilocalorías. Además, debido a su contenido en fosfolípidos, que interfieren en su absorción, este colesterol tiene poco efecto sobre el colesterol en sangre.

Sobre cuántos hueves debes consumir, la Asociación Estadounidense del Corazón recomienda que puedes comer hasta 7 huevos semanales, y de 3 a 4 en personas con un colesterol alto.

Aunque los expertos dicen que comer 1 o 2 huevos enteros en un día puede no afectar sus niveles de colesterol ni aumentar su riesgo de enfermedad cardíaca, las personas con riesgo de enfermedad cardíaca consuman sólo dos claras de huevo al día.

ESTUDIO CIENTÍFICO
Este artículo se basa en un estudio científico que puede ser sometido a nuevas pruebas para ser validado o descartado. Sus resultados NO deben considerarse concluyentes.
Fuente: biobiochile.cl