Orquestas infantiles y juveniles regalaron conciertos de Navidad

    Agrupaciones de Talca, Constitución, Curanilahue y Valdivia forman parte de la Red “Orquestando Sueños”, impulsada por la Fundación Educacional Arauco

    La magia de la Navidad parece no estar en discusión. Y menos todavía cuando es acompañada por la música, dando vida a un momento único e inspirador, cargado de emotividad y nostalgia. Esto es precisamente lo que vivieron quienes asistieron a los conciertos ofrecidos estos últimos días por las orquestas infantiles y juveniles de las regiones de Maule, Biobío y Los Ríos, que son apoyadas por la Fundación Educacional Arauco.

    Es así como hace algunos días, la orquesta Ludovico Rutten de Talca se presentó en las dependencias del mismo centro educacional, cautivando a los presentes. 

    La orquesta de Curanilahue hizo lo propio en la parroquia San José de esta misma comuna y la orquesta de Constitución actuó en el centro de la ciudad maucha, despertando la admiración de adultos y niños.

    En tanto, la orquesta Cifan de Valdivia tocó en el paseo de la costanera de la ciudad sureña, arrancando elogios y largos aplausos entre los asistentes.

    Estas cuatro agrupaciones musicales -que integran 250 niño/as y jóvenes-, forman parte de la Red de Orquestas “Orquestando Sueños”, impulsada por la Fundación Educacional Arauco, con el propósito de potenciar el desarrollo musical mediante el trabajo colaborativo. 

    Matías Aranda, profesional de la Fundación Educacional Arauco y quien tiene a su cargo la Red de Orquestas, comentó que “al fin las orquestas pudieron tocar con su público, se extrañaban mutuamente… ha sido maravilloso poder apreciar el impacto de la música en todos los participantes. Esperamos que durante el 2022 las orquestas de la red puedan seguir realizando actividades presenciales que tanto bien hacen a todos/as”

    Para esta Fundación Educacional -perteneciente a la empresa Arauco-, la educación y la cultura tienen un poder transformador en cuanto aportan libertad a las personas, equiparan sus oportunidades, contribuyen a reducir la brecha de la pobreza y actúan como principal motor del país. Es por esto que, desde hace más de 30 años, desarrolla programas de mejoramiento educativo y cultural en comunas de las regiones del Maule, Ñuble, Biobío y Los Ríos, donde la compañía forestal tiene sus operaciones. Estos programas apoyan la educación municipal y el acceso a la cultura para entregar mayores oportunidades, impactando positivamente a la fecha, a más de 100 mil estudiantes, sobre 5 mil profesores y 570 escuelas.