¿Sal del Himalaya o sal de mesa?: Descubre cuál es la mejor alternativa para la salud

La popularidad de la sal del Himalaya sembró la duda sobre la factibilidad de este formato, frente a la sal de mesa convencional. Los especialistas aseguran que una podría tener serias implicaciones en la salud.

En el mercado se encuentran ofertas variadas de esta sustancia, que sirve como condimento para el área culinaria. Los procesos industriales por los que pasan son los que las diferencian, pues modifican los grados de pureza y los minerales presentes.

La del Himalaya es una sal sin refinar que se encuentra en el valle del Punjab, en el Himalaya, detalla el portal Vitónica. Está compuesta por “partículas de gran grosor de un característico color rosado“.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por MERCATRACE (@mercatrace)

¿Sal de mesa o sal del Himalaya?

El doctor Mauricio González, de Hospital Metropolitano de Nueva York, afirma que la sal de mesa es la única adicionada con yodo, un mineral esencial en edades tempranas. Esta composición redujo “dramáticamente” la prevalencia de bocio y otras afecciones relacionadas con la deficiencia de yodo.

“El exceso de sal del Himalaya en supermercados se está convirtiendo en un problema de salud pública”, explica el profesional en medicina interna.

A través de su cuenta de la red social Twitter, detalla que el yodo es esencial para las hormonas tiroideas T4 y T3, así como para el sistema nervioso central. También puede tener efectos en la función inmune y prevenir la enfermedad mamaria fibroquística.

Componentes que inciden en la salud

“En cuanto a valor nutritivo se refiere, la sal del Himalaya puede ser más recomendable que la sal blanca que tradicionalmente consumimos, que es sometida a un proceso de refinamiento de forma artificial”, explica la nutricionista Marta Lorenzo a la revista Hola.

Lorenzo enumera al sulfato de calcio, hierro, cobre, zinc, potasio, magnesio, manganeso, yodo, flúor, cromo y cobalto entre los componentes minerales de la sal del Himalaya. Esta sustancia ayuda a prevenir afecciones de salud como la osteoporosis, las contracturas musculares y la hipertensión.

“Efectivamente las ventajas son múltiples, pero no hay que confundirse, ya que para conseguir todos estos beneficios deberíamos ingerir altas cantidades de sal, llegando a ser peor el remedio que la enfermedad”, puntualiza la dietista.

Hay que considerar que los excesos en el consumo de sodio tienen serias implicaciones en el organismo, pues aumenta el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, advierte la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este artículo está diseñado para informar y no pretende dar consejos o soluciones médicas. Pregúntele siempre a su doctor o especialista si tiene dudas sobre su salud o antes de iniciar un tratamiento.

 

 

Fuente: meganoticias.cl