Un test rápido de orina podría detectar el cáncer de vejiga: estudio muestra 100% de efectividad

Un innovador test rápido de orina es lo que confeccionaron científicos de KDX Diagnostics, que detecta el cáncer de vejiga. Estudios recientes indican que el producto muestra un 100% de efectividad.

Se trata de una biopsia líquida denominada URO17, que podría reemplazar las pruebas tradicionales, que según la Sociedad Americana del Cáncer, van desde análisis de orina para determinar la presencia de sangre, evaluación de muestas frente a un microscopio, hasta pruebas para marcadores tumorales.

Estas últimas suelen ser más rápidas, mediante la utilización de una tira radiactiva. No obstante, se trata sólo de un primer control, pues luego los pacientes, si dan positivo, son derivados a chequeos en profundidad.

Según dijo al portal británico Daily Mail el urólogo de East and North Hertfordshire, Nikhil Vasdev -que estuvo a cargo del estudio que muestra la efectividad-, el URO17 podría “cambiar todo el proceso del cáncer de vejiga”.

El sitio especializado Medline Plus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, detalla que “la vejiga es un órgano hueco en la parte inferior del abdomen donde se almacena la orina. El cáncer de vejiga ocurre en la membrana interna”.

Añaden que los síntomas incluyen sangre en la orina, urgencia frecuente de orinar, dolor al orinar y dolor en la parte baja de la espalda. Es más frecuente, en tanto, en fumadores, aquellos que se exponen a ciertas sustancias químicas y quienes tienen antecedentes familiares.

Respecto del estudio, Vasdev sostuvo que si resulta “correcto, entonces esta prueba es increíblemente precisa y podría ayudar a las personas a escapar del estrés de un viaje al hospital por un cáncer que no tienen”.

Datos del Ministerio de Salud indican que entre 2003 y 2007, la cifra de diagnosticados con la afección ascendió a un promedio de 546 pacientes al año. En 2015, en tanto, se registraron 534 muertes producto de la enfermedad.

El ensayo de Vasdev, primero en analizar las implicancias de la prueba, se realizó en 71 pacientes del Hospital Lister en Stevenage, Inglaterra. El requisito era que los médicos sospecharan de un cáncer de vejiga, aunque sin tener un diagnóstico concreto.

Los participantes de la investigación tenían una cistoscopia pronosticada -una acertiva exploración endoscópica mediante la uretra-, pero primero fueron estudiados con URO17. Los resultados indicaron que 44 de ellos efectivamente padecían cáncer de vejiga, tal como indicaron la prueba y el examen médico.

El producto podría comenzar a utilizarse en Inglaterra masivamente en febrero de 2021, aunque se espera que las agencias de salud local y la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos se pronuncien prontamente sobre su eventual aprobación.

 

Fuente: biobiochile.cl